Bajo la linea de flotación

Tripulación - Pirámide Invertida

Los de abajo, en esta foto, están arriba…

El manido simil de que todos vamos en el mismo barco y que todos tenemos que remar en la misma dirección ya empieza a cansarme (por no decir otra palabra más fuerte).

Se nos arenga una y otra vez sobre el mismo tema; se nos dice que todos juntos saldremos de esta situación, si todos trabajamos por el bien común, si todos “remamos en la misma dirección”…

Pero siguiendo con el simil yo les digo:

  • Somos la inmensa mayoría los que vamos “BAJO LA LINEA DE FLOTACIÓN”, somos los mecánicos, los de mantenimiento, los que limpian la cubierta, los que preparan la comida, los que trasiegan los fluidos, los que alimentan las calderas, los grumetes, los de maniobra, los radiotelegrafistas, los sanitarios, los bomberos, los músicos, los que alegran las veladas y las fiestas…
  • Sobre la línea de flotación hay unos pocos, y estos si que pueden ver el horizonte y pueden aconsejar a dónde debemos ir, e incluso pueden divisar peligros (iceberg, rocas, barreras de coral…). Ese es SU trabajo.
  • En el puente de mando hay muy pocos (el comandante, sus oficiales y sus ayudantes). Son los que gobiernan el barco y los únicos que pueden variar el rumbo, reducir o aumentar la velocidad o incluso, en un momento dado, decidir fondear a resguardo de alguna cala hasta que pase la tempestad. No es inteligente empecinarse en intentar llegar a puerto cuando hay galerna… o llegados al caso, son los encargados de solicitar ayuda al remolcador para que nos “atraque” y “fondee” en algún sitio ¿seguro?.

Los que estamos bajo la linea de flotación, solo podemos hacer bien nuestro trabajo, eliminar bolsas de ineficiencia, hacer más, intentar no consumir recursos ni desperdiciarlos, podemos dormir menos horas y en cama caliente y hacer más guardias, podemos cobrar menos y pagar más los “lujos” que nos permiten los de arriba (el refresco o el bocata de chorizo en la cantina de la tripulación), pero mientras, sobre la linea de flotación, en la camareta de oficiales y suboficiales siguen con sus agapes estupendos y siguen mirando por los ojos de buey el horizonte, las puestas de sol y los cielos estrellados, y desde ahí nos siguen arengando cuando arrecia la tempestad por la megafonía (para qué van a ir bajo la línea de flotación para explicarlo cara a cara) que nos unamos y “rememos en la misma dirección”, que “Lo peor que podemos hacer es dividir fuerzas, alentar disensiones y perseguir quimeras”, lo que nos faltaba… el tuerto.

Hemos cambiado varias veces de tripulación (comandante y oficiales porque bajo la linea de flotación seguimos los mismos), pero la nave es la misma. Le damos capas de pintura exterior, ponemos más tumbonas y hacemos más fiestas para que el pasaje extranjero en su mayoría, se lo pase bien. Por dentro, y bajo la linea de flotación, el óxido se apodera de los sollados y las cantinas, pero eso no es visible. Nadie hace nada por arreglarlo y seguramente el óxido acabará abriendo vias de agua si no nos hacen encallar como el Costa Concordia, mientras los de arriba están de fiestuqui…

Si hay algunos oficiales o suboficiales que se quedan en su camarote sin “dar palo al agua” pues habrá que llamarles la atención como están haciendo (y de qué manera) a los que están bajo la linea de flotación. Eso es responsabilidad de ellos, no de los que están bajo la linea de flotación. No basta con decir una y otra vez por la megafonía que todos debemos “remar juntos y en la misma dirección” y tampoco vale decir que “…sabemos que algunas personas no están por la labor de colaborar ni tienen la misma carga de trabajo que los demás…”

Si vamos a pique, perdemos todos, pero claro, los que están sobre la linea de flotación saltan antes e incluso alguno de ellos puede que “tropiece” y caiga de casualidad en un bote salvavidas antes de hacer sonar la alarma de colisión…. Hay mucho Squetino por ahí suelto.

Para terminar, decir que en el puente de mando tienen las últimas tecnologías (radares, sónar, telemetría, satélite, cartas náuticas, la radio, internet….) pero no les sirven de nada porque están obcecados en culpar a los que estamos bajo la línea de flotación de que hemos vivido “por encima de nuestras posibilidades” y ahora el barco está como está…

!!Ay que joderse!! (ahora no puedo reprimir esa palabra malsonante, lo siento).

Propongo cambiar el nombe de España por “Costa Concordia”

!!Más Madera!!

Curran los de siempre, desmontando el bienestar para que lleguemos … ¿a dónde? y ¿cómo?

Salud.

Lluvia… ven

Gotas de lluvia en el cristal

Tengo que reconocer que el calor no lo soporto bien. Me agobia, me atonta y me deja sin energía para hacer nada que no sea dormitar y esconderme en la sombra. Soy de invierno. Me encanta el frío, la lluvia, las nubes, el olor a tierra mojada, la nieve, la montaña, el sonido del agua al caer…

Tengo que reconocer, también, que me gusta el mar, me gustan los días largos que te permiten hacer muchas actividades hasta tarde. Mi ritmo circadiano empieza muy temprano (pero mis problemas de sueño los dejaré para otra ocasión).

Llevo mucho tiempo sin ver caer una sola gota de agua y eso empieza a hacer mella. Ya estoy cansado de tanto calor, de dormir con solo una sábana y estoy cansado también de que la casa esté recalentada, de que esté todo seco, de ir en manga corta, de ponerme las chanclas en casa porque no aguanto el zapato…

Me encanta regar porque simula la lluvia y puedo oler durante unos segundos a tierra mojada…

Necesito lluvia, una tormentita de verano para empezar y luego varios días de nubes grises-negras de las que cuando te asomas a la ventana te alegras de estar a cubierto… esas que dices “…parece que va a caer la del oso..” y te ríes por dentro, porque te alegras de verdad. Necesito que bajen las temperaturas para que en cuanto salga un poco el sol entre esas nubes grises salga a buscarlo cual lagartija.

Hace tiempo que no publico nada aquí, pero creo que ya va siendo hora de que llueva de nuevo.

Lluvia… ven… y no tardes por favor.

Mírame: Diferénciate, Súmate

Mírame, súmate!

Mírame, diferénciate es una iniciativa colaborativa que surge en la Red con la idea de traspasar la pantalla y provocar un gesto. Somos un grupo de profesionales, enfermeras, médicos, fisioterapeutas, economistas, pediatras, periodistas e informáticos, convencidos de que la calidad asistencial puede mejorar con pequeños gestos, como mirar a los ojos de las personas que atendemos. Nuestro origen es diferente pero tenemos dos nexos de unión: trabajamos en el campo de la salud y creemos en la fuerza de las redes sociales para generar y difundir ideas e iniciativas.

Una campaña de sensibilización dirigida a profesionales, usuarios y organizaciones sobre la importancia de mirarnos a los ojos, de compartir nuestras dudas, de intercambiar una expresión, de ponernos en el lugar del otro.

Pero todo esto no podemos hacerlo solos. Somos muchos, pero necesitamos ser muchos más. Cuantos más seamos, más se oirá nuestra voz, más intensa será nuestra mirada y más lejos llegaremos. Tú eres necesario para conseguir este cambio.

Queremos que este mensaje llegue al máximo número de personas que dedican parte de su tiempo a atender a otros. Si eres profesional de la salud, cuidador, paciente o representas a una Organización y quieres apoyarnos súmate y participa en www.diferenciate.org

Puedes difundir la iniciativa desde tu blog o web con los widgets que te ofrecemos y entre tus conocidos siguiéndonos en:

Si te unes, este mensaje llegará muy lejos y contribuirás a mejorar la atención que prestamos entre todos. Queremos que fluya por todos los centros, organizaciones, hogares e instituciones donde alguien sea atendido.

Porque sabemos que no todo es tecnología y que no podemos escondernos tras las pantallas, queremos acercarnos y fijar la mirada en lo esencial.

Por eso recuerda ¡te necesitamos a ti!

Ausencias discordantes

¿Os imagináis que se quisiera debatir sobre las redes sociales y no se mencionase Facebook ó Twitter?

¿Os imagináis que se quisiese debatir una ley de atención primaria y en la misma no se hiciese referencia alguna a los actuales centros de salud?.

En estos días se está debatiendo, mediante trámite de urgencia para que pueda aprobarse antes de que acabe la legislatura, el Proyecto de Ley de Salud Pública de Andalucia (Ley 8-11/PL-000007) e incomprensiblemente para mí, no aparece por ningún sitio la Escuela Andaluza de Salud Pública – EASP (1).

Sé de mis limitaciones como informático (ya sabéis… eso de los hemisferios…) y también que en la ingeniería nos enseñan binario, lo de los ceros y unos, pero no nos enseñan nada acerca de los unos con muchos ceros detrás…

No entiendo cómo una empresa pública que se llama “Escuela Andaluza de Salud Pública” creada hace ya 26 años, con más de 102.000 alumnas y alumnos a sus espaldas, desarrollando formación, investigación, asesoramiento y cooperación internacional en aquellos temas relacionados con la salud pública y la gestión sanitaria, que está llevando a cabo una media de 500 proyectos al año sobre estos temas ¿no merece una sola reseña sobre su labor actual ó futura en el citado Proyecto de Ley?.

¿Será que la EASP no tiene futuro?. Alguien tendría que mojarse.

Si,  ya sé; diréis que como trabajo en la EASP estoy sintiendo un airecillo frío recorriendo mi cuello… y que no soy imparcial, pero ya sabéis, los conflictos de intereses son asunto de plebeyos.

Que me lo expliquen… (como si yo fuera vuestro abuelo).

Mientras tanto, pueda y me dejen, yo seguiré con mis ceros y mis unos… 0100101110100111

JuanOdM

(1)     La única referencia que hay de la EASP en el citado Proyecto de Ley, es para disgregar el Observatorio de Salud Medioambiental de Andalucía existente en la EASP e integrarlo en el futuro Observatorio de Salud Pública de Andalucía (no creado todavía). Artículo 44 – página 30 y 31.

(2)     Leer el último párrafo del artículo “El PP critica la Ley de Salud Pública por ser “dispersa, demagógica y ambigua

(3)     Diario de sesiones. Parlamento de Andalucía. Sesión Plenaria nº 72 de 28/09/2011. (Página 15 en adelante) 8-11/PL-000007. Debate de totalidad del Proyecto de Ley de Salud Pública de Andalucía.

Ordenando papeles

Tras las vacaciones (merecidas o nó) toca volver al trabajo a los afortunados que todavía lo tenemos.

El primer día, tras leer los correos electrónicos acumulados, de contar tu periplo vacacional a los compañeros y compañeras, tomarte el cafelito y ponerte al día de lo que te espera hasta el próximo puente ó vacaciones de navidad, toca ordenar los papeles que se han ido acumulando a lo largo de estos meses de “arduo trabajo”…

  • Facturas para archivar,
  • Publicidad obsoleta (a reciclar papel),
  • Anotaciones, en papel reciclado, que en su día puede que tuvieran alguna utilidad 😉
  • El número de aquella llamada telefónica que no pudiste atender debidamente,
  • Documentos “importantísimos” que imprimimos para leer luego con más calma,
  • Recortes de prensa para posteriores post ó búsquedas de información,
  • La receta de aquella pastela tan estupenda que nos zampamos meses atrás….
  • Y lo más importante: Aquellas anotaciones de las “comisiones-grupos de trabajo-asambleas-reuniones…” que tuvimos hace meses, muchos meses, para “arreglar el mundo” o aquella tormenta de ideas (también llamadas píjamente Brainstorming) de las cuales sacamos las claves para que todo funcionase mejor…

Ahora se me antoja divertido ver aquellas iniciativas novedosas, aquellas autocríticas verbales (verdades como puños), los compromisos altruistas de algunas y algunos… recordar cuánto tiempo dedicamos para ahora, meses más tarde, ver que realmente NO HAN SERVIDO PARA NADA.

Bueno, perdón, sirvieron en su momento para mantenernos ocupados durante muchas horas pensando, dialogando, enviando y recibiendo correos electrónicos y echándole imaginación a cómo solucionar los problemas o a cómo mejorar la forma de trabajar de aquel momento (que sospechosamente sigue siendo muy parecida a la de ahora), por supuesto siempre pensando en “positivo”, nunca negativo que diría aquel entrenador de fútbol…

Necesitamos de estas grandes apuestas de futuro para no perder definitivamente la ilusión de que algún día, no muy lejano, las cosas se puedan hacer bien (aunque cada persona entiende de forma diferente el “hacerlo bien”), o simplemente hacerlo mejor que ahora… el ahora de ahora, no el ahora de hace seis meses 😉

Pero que no se me olvide:

La próxima reunión para “salvar el mundo” a la que asista voy a proponer una fecha a posteriori (más o menos 6 meses) para revisar en qué ha quedado todo esto (o como dirían los de antes, hacer un “feedback”).

!!Ánimo!!. Sigamos con las iniciativas 0.0, 1.1, 2.0 ó 3.0… pero, ¡ay amigas y amigos! No sigamos abriendo más frentes de batalla si ni siquiera hemos sido capaces de cerrar alguno de los que abrimos hace 6 meses y ya no hablemos de los de hace un año… (eso quedó en la anterior reordenación de papeles).

A disfrutar del otoño.